¿Cuándo utilizar proteína seca o húmeda?

¿Cuándo utilizar proteína seca o húmeda?

La proteína, seca o húmeda, de origen vegetal es la base de los alimentos análogos de la carne, aquellos que poseen el contenido de proteína, la apariencia, textura y sabor de la carne pero sin rastro de proteína de origen animal.
Aquellos cuya demanda vive una aceleración sin precedentes a nivel global.

La proteína vegetal texturizada, PVT, como sustituta de la proteina animal que aportan carnes y pescados, tiene tras de sí una larga historia y, ante ella, un futuro absolutamente prometedor en el que Molendum Ingredients, filial del Grupo Dacsa, tiene un papel destacado.

Molendum ofrece proteína texturizada, seca o húmeda, de alta calidad para productos análogos de la carne, harina, prepolvo, rebozado, pan rallado y crispies naturales y tratados térmicamente, destinados a la elaboración de productos de origen vegetal para mejorar el rendimiento, la jugosidad, el procesado y la textura final del producto.

Molendum utiliza materias primas libres de alérgenos y de primera calidad en origen, como el guisante, la soja o los garbanzos, para obtener las mejores proteínas vegetales y ofrecérselas a la industria alimentaria para la elaboración de preparados plant based a partir de proteína seca o húmeda.

La proteína seca o húmeda de Molendum, proviene de las mismas materias primas que han sido transformadas con diferentes condiciones de extrusión y se utilizan en función de producto que se desee elaborar.

Concretamente, las proteínas de origen vegetal atraviesan un proceso específico de texturización en el que son sometidas a altas temperaturas y fuerzas de cizallamiento para obtener proteína vegetal texturizada seca, PVTS, o bien, proteína vegetal texturizada húmeda, PVTH, en función del uso que se le vaya a dar a la proteína vegetal en las diversas aplicaciones que la industria alimentaria puede desarrollar.

La proteína seca, sometida a un texturizado de baja humedad permite obtener productos secos, ligeramente expandidos que deben hidratarse posteriormente para crear un producto con una apariencia fibrosa, una densidad aparente, una textura estable y una capacidad de retención de agua suficiente como para elaborar productos similares a la carne en contenido proteico, textura, apariencia y sabor.

La PVTS ofrece diferentes presentaciones como pellets, flakes, chips o steaklets, perfectos para elaborar muchos de los productos que los consumidores pueden encontrar actualmente en el mercado como soja texturizada para guisos, salchichas o escalopines, cabe destacar que ofrece un contenido de proteína de entre el 25 y el 80 por ciento.

En cuanto a la PVTH, en cuya elaboración, desarrollo y comercialización, Molendum Ingredients es pionera con su proteína vegetal texturizada húmeda de guisante, Pesol Pea, sale de extrusión al 50 o 60 por ciento de humedad, lo que permite, además de un ahorro de tiempo, controlar los atributos de la fibración y ofrecer a la industria alimentaria productos únicos y sin competencia en el mercado, productos más fibrosos y expandidos, destinados a colmar las expectativas que buscan la excelencia en la elaboración de alimentos con alto valor nutricional y apariencia, textura y sabor a carne o pescado y con magníficas cualidades nutricionales, organolépticas y gastronómicas.

Las aplicaciones de la Pésol Pea, que destaca por calidad nutricional, versatilidad y resultados y que se presenta con diferentes tipos de corte, van desde los análogos de la carne, como hamburguesas, albóndigas, salchichas, tiras marinadas, nuggets tipo pollo, nuggets con sabor a pescado o nuggets con sabor a gambas; pasando por la base vegetal hasta las pastas vegetales.

Además, Molendum ofrece la PVTH Pésol Pea personalizada, tanto en adobos como en sabores, para mejorar la gama de productos de sus clientes.

COMPARTE ESTE POST